Saltear al contenido principal
ENVÍOS Y PRIMER CAMBIO DE TALLA GRATIS EN PEDIDOS SUPERIORES A 60€ VER CONDICIONES
El Perro En La Playa: Peligros Y Consejos

El perro en la playa: peligros y consejos

La playa es un fantástico lugar para compartir con nuestros perros. Son múltiples los beneficios que les aporta: pueden correr en espacios amplios, nadar y jugar continuamente.
Para poder disfrutar plenamente de un día de playa con nuestros amigos peludos debemos reconocer los posibles peligros y así poder evitarlos:

1. Temperaturas peligrosas
No olvidemos que nuestros perros sólo se refrigeran mediante el jadeo y a través de la transpiración por las almohadillas. Debemos vigilar las altas temperaturas que normalmente se alcanzan en las zonas costeras durante el verano, que no nos engañe la suave brisa del mar. Hay que asegurar una zona de sombra y agua fresca abundante para evitar la insolación, así como evitar las horas de calor máximo.

2. Primer contacto en el agua y natación
No presupongas que tu perro es por naturaleza un gran nadador. Dependerá de su morfología y su capacidad innata para hacerlo. Procura que los primeros baños sean a poca profundidad y sin oleaje ni corrientes para que las primeras experiencias sean favorables. Un juguete puede ayudarlos a superar el miedo al primer baño, así como un chaleco salvavidas.

3. El agua del mar
Procura que tu perro no beba el agua del mar. Puede contener bacterias y contaminantes que lo pueden hacer enfermar. Tener agua fresca para que puedan beber saciará su interés en el agua del mar. Además, no olvides eliminar el salitre del cuerpo del perro tras el baño con abundante agua dulce ya que puede irritar su piel.

4. La arena caliente
El sol calienta la arena conforme pasan las horas del día. Si nosotros notamos que la arena nos quema los pies, los perros sufrirán quemaduras en sus almohadillas. Evita llevarlos a la playa en las horas más calientes del día.

5. Medusas
Ciertas condiciones marítimas predisponen la presencia de estos desagradables animales en nuestras costas. Los perros son por naturaleza curiosos y les gusta explorar. El veneno de los tentáculos de las medusas puede causar escozor.

6. Quemaduras solares
El sol también puede provocar quemaduras en la piel de los perros. Las razas de pelo corto o pelo blanco y piel rosada están más predispuestos a quemaduras. Hay cremas solares protectoras específicas para perros, así como finas camisetas para protegerlos.

7. Sobreesfuerzo
Nadar y correr por la arena y bajo el sol de verano supone mayor esfuerzo muscular y aumento de la temperatura corporal. Debes ser especialmente cuidadoso para evitar un posible golpe de calor.

8. Ingestión arena
Alguno perros, al recoger objetos en la arena, ingieren bolas de arena que pueden predisponer a trastornos gastrointestinales algunos de suma gravedad.

9. Anzuelos
Si vas con tu perro a playas frecuentadas por pescadores vigila los anzuelos desechados. Pueden clavarse con facilidad en sus patas, así como su color brillante puede tentar al perro a tragárselo. Las consecuencias pueden ser devastadoras.

10. Cuerpos extraños
La playa, como cualquier sitio público frecuentado por gran número de personas, puede albergar restos de comidas, deshechos de basura, juguetes de playa… que pueden tentar a nuestras mascotas a ingerirlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close search