Saltear al contenido principal
30% DESCUENTO EN TODA LA COLECCIÓN TEXTIL CON EL CÓDIGO ONEYEAR. PROMOCIÓN VÁLIDA DEL 17 AL 20 DE MAYO 2018
El Pelo Del Perro

El Pelo del Perro

Como sabéis, el bienestar y cuidado de nuestros perros son primordiales para TPW. Por eso nos gustaría que este blog sirva como punto de información y consultas para vuestra tranquilidad.

Éste será el primero de varios post con los que queremos hacer una introducción sobre las características y tipos de pelaje, así como las debilidades y cuidados necesarios en cada raza.

La principal función del pelo del perro es la de salvaguardar la piel, principal órgano del tacto. Además de funciones metabólicas y sensitivas, el pelo protege y regula la temperatura del organismo, evitando dejar expuesta la piel y prevenir así del frío, calor, infecciones, dermatitis, rayos UV, agresiones mecánicas y químicas (arañazos, raspones, desgarros, contacto directo con productos tóxicos, etc.).

Tipos

Existen muchos tipos de pelajes. De forma simplificada están formados por dos tipos de pelo combinados en un mismo folículo:
– Pelo Primario o de cobertura: Es el más grueso y largo. Hace función de sombrilla y paraguas cubriendo la piel de los rayos directos del sol y repeliendo el agua. Tiene una glándula sebácea asociada cuyo sebo nutre y protege la piel contra la sequedad. También posee un músculo erector que ayuda a regular la temperatura y como método de comunicación.
– Pelo Secundario o subpelo: Existen 5 subtipos de pelo secundario que, junto al pelo primario, definirán los múltiples tipos de pelaje que existen en los perros. Su función es proteger del frío y del calor. Crece o cae en función de la temperatura y de la luz adaptándose a estaciones frías o cálidas mediante el proceso fisiológico de muda.

Debe existir una relación perfecta entre pelo primario y subpelo. Rapar a los perros es una de las acciones que más agreden a este equilibrio desprotegiendo la piel del perro. Altera el proceso de crecimiento del pelo primario provocando que crezca irregular y lento, sin fuerza ni brillo. Afectará a la capacidad contráctil del músculo piloso y a su glándula sebácea. Como consecuencia su manto adquirirá una apariencia opaca y fea, dejando un pelaje de peor calidad, más frágil y con menos capacidad para regular la temperatura corporal del perro. Sufrirá mudas más fuertes y exageradas provocando que tengamos que recoger más pelos por la casa.

La mejor herramienta para evitar el exceso de pelo caído durante la muda es el cepillado regular. Una camiseta o body puede ser de ayuda por tal de evitar gran cantidad de pelo caído por la casa.
Así, te recomendamos que cepilles a tu perro regularmente, sobretodo en época de muda, para mantener la higiene y el brillo de su pelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close search